Cuando “la sinceridad“  no genera confianza. En esta entrada te comparto esta carta  que seguramente también te hará reflexionar. Sigue  leyendo…

Confianza
Leyendo  este domingo la revista XL el Semanal , en su sección la Carta de la semana, encontré  un impulso de  reflexión  que te comparto en lo que sigue.
Reproduzco íntegramente  la carta o fragmento de Samuel García Moreno, tal como aparece en esta Revista.
La generación sincera. Formo parte de una generación curiosa: la llamo  “generación sincera“. Escupimos la verdad tal y como la percibimos y nos jactamos de ello, a  veces  incluso con imprudencia y sin tacto.No contemplamos si construimos y destruimos con ello ni si viene al caso o no tiene nada que ver y parece darnos igual:  nos parece verdad y punto. Así convertimos una supuesta virtud en un horrible defecto. Tal vez el origen de ello esté en cómo recibimos la información:en cualquier red social nos llega sin buscarla ni pedirla, asaltándonos sin  filtro  y buscando  nuestra reacción, modelando nuestra consciencia  con crispación en indignación gratuitas. No  es más que el  terrible producto de lo que, tristemente hemos recibido como violenta herencia del progreso. Hay una esperanza: que nos demos cuenta de ello y rectifiquemos“.

Este texto  me hacia reflexionar  acerca del papel del lenguaje, la intencionalidad  y cómo vertebramos la expresión de nuestros valores en lo cotidiano.
Tal como invita el autor al darse cuenta y rectificar.   “De la abundancia del corazón   habla la boca“, reza el proverbio.  Y no hay que olvidar otras funciones del lenguaje mas allá de la comunicativa.
¿ Qué influencia tienen  nuestros pensamientos, expresiones y acción consecuente en nosotros mismos y los demás?
¿Cómo esa “generación  sincera“ está minando  la Confianza y  generando otros estados  muy lejos de los valores sinceridad y Confianza?
“La generación sincera“ , antítesis de la Confianza- rednovasaludable - 2018
Hoy  necesitamos Generar Confianza en nuestros actos cotidianos.  Una Confianza  que genere  actitudes  y Compromiso con la vida de las personas.

Intuyo, sin embargo, la intención positiva, seguramente  de esa  “generación sincera“. Y   me hizo recordar  la idea martiana sobre la  Critica.

Así nos  enseñaba  José Martí:

….“Crítica es el ejercicio del criterio. Destruye los ídolos falsos, pero conserva en todo su fulgor a los dioses verdaderos. Criticar, no es morder, ni tenacear, ni clavar en la áspera picota, no es consagrarse impíamente a escudriñar con miradas avaras en la obra bella los lunares y manchas que la afean; es señalar con noble intento el lunar negro, y desvanecer con mano piadosa la sombra que oscurece la obra bella. Criticar es amar…“

Es necesario  Generar contextos de Confianza  para que “la obra bella“  sea la que prevalezca, para que nuestros aportes de valor  aceleren su ritmo

Estamos avocados a  dirigir  nuestros procesos desde una total autorresponsabilidad y generación de Confianza.  Es muy importante no solo para la  Conquista de nuestras Metas, sino también para generar  contextos en los que  las  personas puedan creer, crear   y  apostar por su mejor versión.

¿Te imaginas qué sería de nuestra vida, nuestros equipos y organizaciones si  tuviéramos esa  sinceridad para  conocer, comprender  y  mejorar cada uno de nuestros procesos?

¿Cómo generar esos contextos de Confianza? ¿Dónde fijarse,  por dónde empezar, qué ajustar?   Aquí te dejo la Invitación en relación con la Generación de Confianza.

¡Espero saber de ti muy pronto!

Con todo mi afecto,

Rosalia Peña Sarmiento

 

Share This

Share This

Share this post with your friends!