La influencia personal como factor de desarrollo y crecimiento

La influencia personal en el desarrollo y crecimiento de  equipos de trabajo

En entrada anterior te hablaba de proactividad, de esa  posibilidad de vivir tu vida  desde tus valores, la apertura, la  flexibilidad y allí  te describía los círculos de la influencia. Hoy te quiero  hablar sobre una habilidad fundamental para el  liderazgo, para el crecimiento y desarrollo de equipos de trabajo: la influencia personal.

 

Si tienes la idea de que la influencia personal  es privativa de solo unos elegidos, de líderes reconocidos, hoy te vas a sorprender porque está en tus manos el  tema. Te ofrezco en esta entrada tres principios básicos que te ayudarán en las interacciones con tu equipo de trabajo y con las personas en general en tu vida cotidiana.

 

El primero, es no podemos no influir. Esto es, aunque no te lo propongas estás influyendo sobre otras personas, y estás recibiendo constantemente el influjo de otras. Sólo con nuestra presencia influimos en los demás. Incluso sin decir nada. Sobre ello te estaré hablando en otra oportunidad  más extensamente.

 

Segundo, con el mismo esfuerzo influimos en positivo y en negativo. Cada vez que influimos en alguien o alguien influye en nosotros, recibimos una especie de “imput” positivo o negativo. Y como el cerebro no distingue entre lo real o imaginario, se queda con esa información, impresión primera, y luego es muy difícil de  modificar.

 

Quédate con este punto tan importante, imagina que estás presentando tu propuesta  al equipo, o a tu cliente, una entrevista de trabajo… esas primeras impresiones son casi definitivas. Ese “ímput”  positivo o negativo. Y los cerebros de quienes estén  interactuando contigo estarán buscando todo el rato, la evidencia de ese ímput. Recrea, por tanto, desde  lo mejor de ti, los contactos cotidianos con los otros. Es tu mejor crata de prsentacion

 

Y en tercer lugar, influimos sobre el subconsciente. Precisamente  somos conscientes de los imputs que recibimos, ya que estos van al subconsciente. Algo que agrade o no, alguien que nos cae  bien o mal, algo que se aparte o se aleje de nuestro mapa…, va  al subconsciente como sustento de nuestros actos conscientes.

 

Cabe pensar entonces, en la necesidad de entrenarse  para influir positivamente. Hay muchos puntos  a saber. Si tuviera que elegir hoy entre todos, te diría que  una de las maneras claves de influir positivamente y ayudar al desarrollo y crecimiento de equipos de trabajo  es la PRESENCIA, la  disponibilidad y apertura para servir desde la autenticidad, el alineamiento de valores y objetivos comunes.

Influencia personal, tu elección

Y si  con el mismo esfuerzo podemos influir positiva o negativamente, ¿cuál eliges tú a partir de ahora? Deja un comentario más abajo y cuenta de tu experiencia, y lo que te llevas de este  artículo.

Un cálido saludo,Rosalia Peña Sarmiento.

 

 

About Rosalia Peña Sarmiento

Mi nombre es Rosalia Peña Sarmiento y me dedico a facilitar contextos de aprendizajes para el crecimiento personal. Me encanta estudiar, experimentar y compartir lo que aprendo. Las personas han sido el centro de mi vida profesional, durante más de 20 años. Primero como docente e investigadora en una universidad pedagógica durante 14 años y desde entonces facilitando el desarrollo de niños, jóvenes y adultos. Hoy centrada en la labor como formadora y Coach. Continua leyendo en: " http://rednovasaludable.com/nosotros/acerca-de-nosotros/ "                             

, ,

2 Responses to La influencia personal como factor de desarrollo y crecimiento

  1. Jose Luis 14 diciembre, 2013 at #

    Tienes mucha razón estimada,llevo leyendo todo esto y me entra gana de gritar… llevamos tantos años intentando hacer todo positivamente y a fina que ?
    Por que los fuertes y sin escrúpulos consiguen todo pisando encima de todo -todos y los que respetamos y intentamos ser positivos nos convertimos en muchas ocasiones de perdedores… Cual es el secreto entonces ?
    Gracias por compartir todo esto tesoro..
    Un saludo Jose

    • Rosalia Peña Sarmiento 15 diciembre, 2013 at #

      Hola, Jose luis:
      Gracias por tu comentario. Entiendo tu sentir. Y pienso también que no solo es importante, desde donde actuamos, sino también la eficacia de nuestra ejecución. Si el ” poder”, económico o de otra índole está a veces en manos sin escrúpulos- como dices, es también porque manos honestas lo han permitido. Y cuando pienso en ello, me estimula a conectar y facilitar los procesos para un mundo abundante en todos los sentidos. Y eso es un Camino, no menos azaroso, pero posible. Me gusta pensar que en el mundo – como afirmaba José Martí, hay más flores que serpientes. Y sin embrago no pienso que hay que esperar a que las flores sean silvestres. Es necesario preparar, sembrar, cuidar y recoger en ciclo repetitivo. No queda otra que creer y crear.

      Un saludo,

      Rosalia.

Deja un comentario