La colaboración como parte de la cultura organizacional

La colaboración  es un factor importante de la cultura organizacional, entendida como sistema organizado que se comparte entre los miembros de una organización. En los distintos  cursos de formación  comparto mis criterios sobre la importancia de la colaboración para el crecimiento personal y el de la empresa. A mi modo de ver,  se traduce en  un valor  sobre el que invito no solo a reflexionar sino también a convertir en  filosofía y aspiración de alcanzar. Hoy te comparto  algunas cuestiones básicas en este espacio.

¿Qué puede estar impidiendo en lo profundo que el valor de la colaboración se esté expresando en? ¿Y qué impacto tiene en la vida personal y el crecimiento de las organizaciones?

El tema es largo. Hay cuestiones de fondo que  sobresalen cuando  miro en la línea del tiempo el valor de la colaboración. Por un lado, la competición. Desde etapas muy primitivas la competición  fue la respuesta que dio el hombre para sobrevivir. Sin  embargo, lo que permitió sobrevivir y  evolucionar fue la  vida en grupo. Pese a ello, hay innumerables ejemplos en los que  el hombre ha usado la competitividad para llevar adelante sus fines. Y así fue permeando los distintos ámbitos de su vida.

L a especialización. La aparición de la ciencia, y en su etapa de especialización, donde  cada ciencia necesitó para definirse, desarrollarse, trabajar independientemente. Y  ha sido de gran importancia este momento, de no haber sido así, no se hubiera llegado a tantos descubrimientos, y  se hubiera avanzado tanto en un lapso tan breve. Y a la vez cada uno se encontraba en sistema más  pequeño y  quizás cerrado.

En el plano de las actitudes y filosofía ha ido   educándose, con freceuencia,- en una cierta tendencia hacia lo individual. De modo que en la mayoría  de las relaciones  sigue siendo un reto si no un dilema, encontrar el punto medio entre el interés, actuación, la comprensión   y sentimiento entre lo individual y colectivo.

La mayoría de las generaciones que coexisten hoy, ha  sido educada  para impulsar la  individualidad, en un sentido más bien competitivo. Y si revisas  en tu memoria lo que te decían tus padres, maestros, lo que  has escuchado en el trabajo, en el concepto  de las empresas, puede que encuentres mensajes diversos que apuntan a la necesidad de ser el mejor (en todo), alcanzar el más alto peldaño en los diferentes ámbitos de vida, basado en  un proceso de comparación constante con los otros, lucha constante por sobresalir, resaltar del resto.

Quizás, no  haya en el fondo otra intención mayor que el ser reconocido, querido, aceptado, respetado… por los demás. De ser así, hoy  a la luz de otro milenio y otros retos, otra puede ser la manera de expresión de esa intención.

Hoy se necesita de colaboración   a otro nivel, a mi modo de ver,  como la respuesta que permitirá la supervivencia, por un lado; y por otro,  crecer  a un ritmo más acelerado y sostenible y desarrollar nuestro potencial. No es extraño hoy encontrar  equipos cada vez más interdisciplinares, cada vez  más cercanos en el espacio (equipos sin fronteras territoriales que abordan situaciones globales y en el tiempo (diferentes generaciones que unen experiencia y entusiasmo). De modo que puede hablarse de la era de la colaboración.

Para la cultura organizacional es de gran importancia, la personalización del valor de la colaboración.  Esto no solo genera un clima  facilitador para la innovación y creatividad, sino también  el desarrollo de los talentos individuales. Una cultura colaborativa es  uno de los puntos fuertes a tomar en cuenta en el liderazgo de una organización. De otra manera cómo alinear equipos en una visión común, cómo encauzar la energía para el logro de objetivos cada día, cada mes, cada año; Y sobre todo, cómo se vive el proceso.

No es posible una cultura de colaboración si no  se desarrolla  el hábito de  GANAR- GANAR,  que Covey esbozó  en su libro (los siete hábitos de las personas altamente eficaces), y de los que estaré comentándote en otras oportunidades pues tienen mucha relación con el tema de hoy, y el crecimiento de personas y empresas.

Si piensas, aunque sea por un momento que tu felicidad y desarrollo depende, por momentos de que otros  pierdan, estén más abajo, en situación de desventaja, te estarás apartando en ese mismo momento del  espíritu de colaboración y creatividad necesarios  para avanzar y crecer, en el sentido más amplio y ecológico. Pues en ese mismo momento estarás enviando mensajes a lo profundo de tu ser de  inseguridad, de miedo, de escasez, de incapacidad individual  o colectiva, y ello no solo impedirá la colaboración con los otros, sino  tu propio desarrollo exponencial.

Llegado  hasta aquí, te invito  a identificar esos ámbitos de tu vida en los que manifiestas o no la colaboración como valor.  Y especialmente, en el ámbito organizacional del que formas parte. Fíjate en qué actividades concretas o frente a qué personas o colectivos te expresas con mayor colaboración. Escucha tu voz interior, al respecto, sé consciente de lo que sientes y para qué  y por qué colaboras o no con quienes te rodean.  San Isidoro de Sevilla  afirmaba que: “Sapientia dando maior fit retinendo minoratur”.  La sabiduría, lo que sabemos crece, se hace mayor cuando la damos y se empequeñece, decrece, cuando la retenemos. Siguiendo esta idea, piensa de qué  forma  vas a crecer hoy.

Puedes empezar ahora mismo, dejando tu colaboración, alguna experiencia en tu organización, lo que piensas tú,…,   más abajo en Comentarios.

¡Muchas gracias!  Un cordial saludo,

 

Rosalia Peña Sarmiento

Crecimiento y cambios saludables.

 

About Rosalia Peña Sarmiento

Mi nombre es Rosalia Peña Sarmiento y me dedico a facilitar contextos de aprendizajes para el crecimiento personal. Me encanta estudiar, experimentar y compartir lo que aprendo. Las personas han sido el centro de mi vida profesional, durante más de 20 años. Primero como docente e investigadora en una universidad pedagógica durante 14 años y desde entonces facilitando el desarrollo de niños, jóvenes y adultos. Hoy centrada en la labor como formadora y Coach. Continua leyendo en: " http://rednovasaludable.com/nosotros/acerca-de-nosotros/ "                             

, , , , ,

2 Responses to La colaboración como parte de la cultura organizacional

  1. Alfredo Sánchez 31 julio, 2013 at #

    Está genial el artículo donde tocas todos los aspectos que ocurren en las colaboraciones. En este mundo tan competitivo es muy difícil unir equipos con un fin común. El multinivel es uno de los pocos sistemas en el que esto es posible.

    Un abrazo y enhorabuena por tu gran explicación.

    Alfredo Sánchez

    • Rosalia Peña Sarmiento 31 julio, 2013 at #

      Hola, Alfredo:

      Gracias, por tu comentario. Efectivamente, unir equipos en un fin común es el gran reto y a la vez de lo que más fortalece.
      ¿Cómo el multinivel lo hace posible? ¿ Cuáles serian las diferencias sustanciales en relación con otros equipos?

      Un saludo,

      Rosalia.

Deja un comentario