Emociones colectivas, impacto en la motivación

“Si ves a un hombre bueno, imítale; si ves un hombre malo examínate a ti mismo”.

                                                                                                                      Confucio.             

Hoy te quiero hablar de las emociones colectivas y  de su impacto en la motivación. Y para ello  te comparto una experiencia que acabo de vivir  este fin de semana en la  ciudad de San Sebastián (Donostia), donde vivo. Me refiero,  a la Tamborrada  de San  Sebastián, la más emblemática de esta ciudad.  Este año, celebrada en un contexto especial del Bicentenario de la quema y reconstrucción de la ciudad.

Junto a otros ciudadanos donostiarras tuve el privilegio de vivir, por vez primera,  desde los balcones de la Plaza de la Constitución, un panorama que me ha permitido  no solo disfrutar intensamente, del momento, sino también reflexionar  una vez más, sobre el  poder de las emociones colectivas. Allí, muy poco antes de las 12,  en la víspera, de San Sebastián, y bajo una generosa lluvia y  viento se agrupaban cientos de donostiarras  para a golpe de tambor izar su bandera, abrir oficialmente la Fiesta. Ni la lluvia, ni el  viento detienen la Presencia. En este día, se aprecia la alegría de miles de niños, jóvenes y adultos que se reúnen  bajo el efecto de una emocionalidad colectiva para expresar una  energía y alegría comunes y un sentido de pertenencia al sitio que los ha visto nacer, crecer, o simplemente acogido como un hijo más. En esos rostros firmes y alegres, en esa marcialidad, y  encuentro hay una vibración común que motiva,  une, entusiasma y  pone el foco, en lo que  se es, tal vez sin mayores filtros cotidianos. La mayoría encuentra su espacio, simplemente, porque la ciudad es de todos y parece fluir como el mar que la rodea.

Y yo- pasado este día, pienso una vez más en este concepto poderoso de las emociones colectivas. Sí porque la emocionalidad de un grupo puede conducir a uno u otros resultados.  Y sobre todo, me refiero no solo  a esas emociones  puntuales, circunstanciales, sino  a la emocionalidad más mantenida en el tiempo. Cuando entras, por ejemplo,  en un recinto laboral, lo respiras, aún sin haber entrado en una interacción con las personas. Una  observación de cómo está dispuesto el espacio, como se mueven  las personas, su fisiología, ofrece una información básica, que se puede ampliar al escuchar  a las personas, interactuar  y apreciar cómo responden a los retos cotidianos,

¿Y para qué puede servir conocer esas emociones colectivas mantenidas en el tiempo? No solo son información importante para conocer donde está un grupo, equipo, ciudad, país… respecto de su misión, visión comunes, sino también  una variable que permite apreciar  desde donde  viven, enfocan los procesos en general, esas colectividades. Lo cierto  es que no siempre se repara en esto  en la dinámica diaria, pero está  y se hace eco en cada manera de afrontar  los avatares cotidianos.

Saber qué emociones vive tu colectivo te permite reflexionar  sobre si esa emocionalidad colectiva responde  a lo que necesita el propio colectivo para avanzar, crecer. Puede estimular  y motivar  esa inteligencia colectiva  o socavar  los mismos.

Por eso  saber  cuál es  y hacia dónde casi por inercia está empujando esa emocionalidad colectiva,  es de gran importancia, y se ha de tomar cartas  en el asunto, juntos, si se identifica que  se aleja sobre todo  del eje del amor, el gozo, la fluidez , estimuladores de la creatividad, estados emocionales que facilitan la motivación,  y los cambios saludables. También  puedes buscar ayuda profesional, que facilite  la toma de conciencia y alineación del equipo.

Llegado a este punto,  te invito a que elijas ahora mismo en tu recuerdo, imágines de  uno de esos  diferentes colectivos de los que te sientes parte: tu familia, tus compañeros de trabajo, tus amigos, tu ciudad, tu país… observa qué está viviendo en estos últimos días, qué emociones colectivas se respiran, ¿Es eso lo que necesita ese colectivo para vivir  de manera saludable, avanzar, crecer? Por favor, deja un comentario más abajo, esparce la semilla de tu experiencia. Y comparte este artículo con un amigo.

Gracias, anticipadamente.

Un cálido saludo,

Rosalia Peña Sarmiento, por tu crecimiento y cambio saludables.

 

About Rosalia Peña Sarmiento

Mi nombre es Rosalia Peña Sarmiento y me dedico a facilitar contextos de aprendizajes para el crecimiento personal. Me encanta estudiar, experimentar y compartir lo que aprendo. Las personas han sido el centro de mi vida profesional, durante más de 20 años. Primero como docente e investigadora en una universidad pedagógica durante 14 años y desde entonces facilitando el desarrollo de niños, jóvenes y adultos. Hoy centrada en la labor como formadora y Coach. Continua leyendo en: " http://rednovasaludable.com/nosotros/acerca-de-nosotros/ "                             

, , ,

2 Responses to Emociones colectivas, impacto en la motivación

  1. Miguel 17 diciembre, 2013 at #

    ,,Si ves a un hombre bueno, imítale; si ves un hombre malo examínate a ti mismo,,
    Tienes mucha razón estimada Rosalia, una gran idea esto de coaching Rednova saludable.Me encanta todo lo que tienes en este maravilloso lugar,saludos y seguir así alimentando nuestr@s necesidades para superación y motivación.
    Miguel

    • Rosalia Peña Sarmiento 17 diciembre, 2013 at #

      Hola, Miguel:
      Gracias. Sí, mucho de loq ue vemos en los demás lo llevamos dentro.

      Un saludo,

      Rsalia

Deja un comentario